Las dos actitudes (actualizado)

por | 29-Jun-2018 | emprender

“Esta es tu última oportunidad. Después de esto, no hay vuelta atrás. Toma la píldora azul: el cuento termina, despiertas en tu cama y creerás lo que quieras creer. Toma la píldora roja: permaneces en el país de las maravillas y te mostraré qué tan profundo llega la madriguera. Recuerda, todo lo que estoy ofreciendo es la verdad, nada más.”

  (imagenes de la película "Matrix")

En cierta ocasión tuve una entrevista con un doctor, que ojalá no hubiese existido nunca, me daban la notícia de que un familiar muy próximo tenía un cáncer terminal. Se me hacía depositario de una información terrible, pregunté qué debía hacer con ella, debía decirle al paciente la verdad y acelerar su angustia o mejor negarla y hacer más “suave” el final?.

La respuesta del doctor fué: “no se preocupe por eso, el paciente se lo hará saber de una manera u otra. Si quiere saberlo, no se lo niegue y si no quiere saberlo, no insista con la verdad”.

Y descubrí que existían personas con una y otra actitud. Las que quieren saber y las que prefieren ignorar. La película Matrix también ilustra las dos actitudes con la pastilla roja y la pastilla azul, una para conocer sin tapujos la cruda realidad y la otra para abandonarse a la dulce amnesia.

Estas actitudes también las encontramos en la gestión empresarial, aunque parezca increíble (1). Es frecuente encontrar directivos que se obcecan en no ver lo que ocurre, a menudo son los que organizan intensas reuniones sin más objetivo que buscar la justificación de lo que presienten va a ocurrir, enmascarar en la apariencia de una decisión colectiva lo que en realidad es una decisión individual.

Escuchar sólo las opiniones afines y desechar las críticas es una garantía de fracaso, sólo es cuestión de tiempo.

Si usted es de los que quieren saber, I-koaching le será de gran utilidad, le dirá cosas que ningún otro le explicará. En caso contrario, mejor tomarse la pastilla azul.

Actualización 30/06/2018

(1) Este artículo se publicó el 29 de junio y 24 horas después leemos en LA VANGUARDIA el siguiente texto en referencia a nuevos riesgos en el sistema bancario mundial:

“Pero no parece que sea así. Esta actitud, se enmarca a la perfección en la teoría de cisnes negros que el economista Nassim Taleb desarrolló en su libro “El Cisne Negro, impacto de lo altamente improbable”. Según Taleb la complicada psicología del ser humano propicia que cuando las cosas van bien el subconsciente se niega a dar importancia a determinadas señales que pueden implicar que un hecho desencadene consecuencias negativas.

Los ejemplos de cisnes negros se acumulan en los últimos años: la burbuja inmobiliaria, el Brexit… solo una vez que estallaron fuimos capaces de identificar con exactitud todas las señales que estaban allí indicando el problema, pero nadie veía o quería ver.”

 

Pin It on Pinterest

Share This